• Inicio /
  • Relojes Circadianos, ritmos biológicos que regulan nuestra vida

Relojes Circadianos, ritmos biológicos que regulan nuestra vida

Cómo funcionan? ¿Qué regulan? ¿De qué modo podemos utilizar sus componentes para crear arte?

Los relojes circadianos no hacen tic-tac, pero marcan con precisión el paso de las horas dando a nuestro organismo un ritmo diario de 24 horas, regulando nuestro estado de alerta, metabolismo y mucho más. Un exceso de alimentos puede hacernos engordar más o menos según la hora en que los ingerimos; la capacidad de un patógeno de atacar a otro organismo, o cómo nos defendemos de un cuerpo infeccioso, también fluctúa a lo largo del día, día tras día, todos los días… como un reloj. Estos ritmos son tan esenciales para al funcionamiento de la especie, que el Premio Nobel de Medicina 2017 fue otorgado a tres científicos estadounidenses por permitir entender sus fundamentos. ¿Cómo funcionan? ¿Qué regulan? ¿De qué modo podemos utilizar sus componentes para crear arte? Son preguntas que atravesarán esta interesante conferencia del científico chileno que trabaja en los relojes de los hongos y cuyo trabajo fue recientemente reconocido por la prestigiosa fundación científica internacional Howard Hughes Medical Institute.

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Luis Larrondo

Doctor en Ciencias Biológicas de la U. Católica con postdoctorado en fotobiología y relojes circadianos en Dartmouth Medical School…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

La historia fantástica de los hombres lobos

Los hombres lobos son una idea monstruosa, fruto de la imaginación, del miedo, de la noche y de la ignorancia. Se los encuentra de uno a otro extremo del mundo...

Imagen

La pasión y la condena

El autor nos guía en un viaje alrededor de una mesa, la del escritor de cciones. La ardua y solitaria lucha con la página en blanco, plagada de múltiples incertidumbres y dudas...

Imagen

Las estrellas de la mente

“A través de la ciencia podemos descifrar los enigmas y a través de la literatura agregar la moneda de la imaginación que los completa”, dice Juan Villoro. En Puerto de Ideas Antofagasta...