• Inicio /
  • La historia fantástica de los hombres lobos

La historia fantástica de los hombres lobos

Se los ha visto merodear incluso en aquellas latitudes donde esta especie nunca ha existido

Los hombres lobos son una idea monstruosa, fruto de la imaginación, del miedo, de la noche y de la ignorancia. Se los encuentra de uno a otro extremo del mundo occidental, desde mucho antes de la antigüedad clásica. Los licántropos sobrevivieron al exterminio sistemático al que en muchos países europeos fueron sometidos los lobos, y al ávido fuego de la hoguera de la Inquisición. Se los ha visto merodear incluso en aquellas latitudes donde esta especie nunca ha existido. Su invención se apoya en una enorme variedad de ideas tan curiosas como descabelladas, que Occidente ha ido acumulando a lo largo de más de dos mil quinientos años, en cientos de historias fantásticas. Así las cosas, surgen entonces las preguntas ¿dónde existen los hombres lobos? y ¿para qué los necesitamos?

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Jorge Fondebrider

Poeta, ensayista y periodista cultural. Autor de La Buenos Aires ajena. La ciudad vista por los viajeros extranjeros. 1536-1999 (Emecé, 2001) y Licantropía. Historias de hombres lobos…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

En busca de nuestros orígenes cósmicos

A 5.000 metros de altitud en la cordillera del desierto de Atacama se encuentra el radiotelescopio ALMA, el mayor proyecto astronómico del mundo.

Imagen

¿Y si es gratis, quién paga?

La figura del creador ha comenzado a diluirse con la emergencia de las nuevas tecnologías. Ellas han provocado que hoy exista una relación más directa...

Imagen

Bitácora de una obsesión

Desde los pensadores de la antigua Grecia hasta la automatización y la inteligencia artificial...

Imagen

Mundo Sepúlveda

Una colección de voces reclamando la figura irrepetible del escritor y del ser humano. Un testimonio de amistad para reivindicar a esta figura esencial de las letras y del patrimonio ético de Chile, de América Latina y de nuestro tiempo.