Imaginando futuros hoy

Aprender a imaginar, pensar y contrastar nuestras ideas sobre el futuro

Si bien el futuro no se puede predecir, sí podemos usar lo que sabemos hoy para abrirnos a lo que emerge. La Futures Literacy o Alfabetización Futura invita a evaluar y mejorar nuestra capacidad de predecir, para poder enfrentar de mejor manera los desafíos sociales que vienen. Riel Miller nos habló del “laboratorio de anticipación”, que no busca predecir fenómenos, sino imaginar futuros emergentes que retroalimenten nuestra visión en el presente. Esto, con el propósito de ejercitar una habilidad que se considera fundamental para enfrentar al mundo que viene, marcado por la incertidumbre. Aprender a imaginar, pensar y contrastar nuestras ideas sobre el futuro, para finalmente responder la pregunta: ¿cómo y cuánto afectan en nuestras acciones de hoy, las suposiciones –erradas o correctas– que tenemos sobre el futuro? Se trata de una habilidad primordial en el siglo XXI, principalmente para áreas como la de la educación: los actuales estudiantes van a trabajar en mundos que hoy no existen y es necesario que se planteen futuros posibles.

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Riel Miller

Es uno de los principales diseñadores y profesionales de prospectiva estratégica del mundo. Es jefe de Foresight de Unesco desde…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

Especulaciones sobre la ciudad enterrada

En esta conversación, el escritor Patricio Jara y el periodista Carlos Costas revisaron, desde la narrativa, cómo Antofagasta...

Imagen

Desde la trinchera de la conservación ambiental

Hoy en día hay quienes dedican su vida a la defensa de la protección del planeta...

Imagen

El ficcionador ficcionalizado

“Hijos de Medianoche” (1981) situó a Rushdie entre los grandes. Después han seguido   diez novelas de renombre mundial. Rushdie tiene ese don que es saber contar una historia.

Imagen

La verdad de la mentira en la política

La inconveniente afinidad entre la política y la tendencia a no decir la verdad es, desde hace mucho tiempo, ampliamente reconocida...