El fascismo latente

Un dispositivo que aspira a la legitimidad alimentando la desconfianza

Hablar de la crisis de la democracia es hablar de la historia de la democracia. No es que este sistema político haya estado siempre en peligro, sino que es un régimen volcado a su propia denuncia. Un dispositivo que aspira a la legitimidad alimentando la desconfianza. La amenaza de nuestro tiempo no es menor. No se trata de una crisis más. Umberto Eco hablaba de un fascismo eterno, de la inclinación a una política exaltada que, encumbrando a un líder y abrazando tradiciones, pretende anular el pensamiento. Hoy, estamos ante ese peligro. O al menos así lo argumenta el filósofo contemporáneo holandés Robert Riemen en su ensayo, razonablemente exagerado, El eterno retorno del fascismo. ¿Qué factores conspiran actualmente no solo contra las instituciones liberales sino también contra los presupuestos del debate y la convivencia pluralista?

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Jesús Silva-Herzog

Licenciado en Derecho por la U. Nacional Autónoma de México y cientista político de la U. de Columbia, en Nueva York. Actualmente es profesor en la Escuela de…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

Paisaje, patrimonio, cultura, tutela

Los museos que cierran y los sitios arqueológicos que se derrumban...

Imagen

Las estrellas de la mente

A partir de un accidente en un ojo Villoro fue a ver al doctor Barraquer en Barcelona, donde entró en contacto con ciertos misterios...

Imagen

Viaje al Chile antes de Chile

Las noticias sobre el hallazgo de un dinosaurio que habitó Chile hace 148 millones de años fue portada de la revista Nature. Nuevas excavaciones...

Imagen

El arte, la otra cara del cerebro

Arte y ciencia están relacionados. En ambas prácticas hay procesos y eventos de originalidad. ¿Cómo es que podemos crear? La medición...