El cerebro estresado

Avances significativos en nuestra comprensión del cerebro estresado

Consideramos al estrés como la enfermedad del desarrollo, el precio que debemos pagar por la velocidad en que vivimos, el exceso de información a la que estamos expuestos, por la competitividad y eficiencia a la que nos enfrentamos. Y si bien, cierta dosis de estrés es lógica e inevitable y una importante habilidad de sobrevivencia que tenemos los humanos para encarar este trajín, su exceso puede conducirnos a la depresión y el trastorno por estrés postraumático. Afortunadamente, el estudio de la neurobiología sobre estas enfermedades alberga la esperanza de que, si comprendemos mejor los mecanismos neuronales de la resistencia al estrés, en la próxima década se podrían producir avances significativos en nuestra comprensión del cerebro estresado e importantes hallazgos para su tratamiento efectivo. Puede que estemos al comienzo de este viaje, hay razones para ser optimistas.

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Gal Richter-Levin

Doctor en Neurobiología por el Instituto Weizmann, Rehovot, Israel. Premio de la Asociación Israelí de Psiquiatría Biológica (2013), entre otros. Beca postdoctoral en el Instituto Nacional de Investigación Médica, Londres, Reino Unido…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

Archivos desclasificados y creación artística

Es el trauma como conmoción colectiva e individual el concepto que hilvana la poética de los trabajos de Voluspa Jarpa. La artista utiliza como fuente de investigación...

Imagen

Paisaje, patrimonio cultural, tutela

Este texto, originalmente concebido como una conferencia dictada en el Festival Puerto de Ideas Valparaíso 2012, es una notable síntesis...

Imagen

La neuro revolución, cómo comprender tu cerebro

Estamos en la era más vibrante para el conocimiento. La ciencia avanza a ritmo exponencial ofreciéndonos constantemente...

Imagen

La memoria del vino y la siembra de las preguntas

La memoria del vino, el viaje al fin del mundo y la cosecha de la imaginación. ¿Dónde está todo lo anterior? No hay respuestas, y lo que existe...