Big Data y democracia

Amenazas y oportunidades

Nuestro actual sistema de votación y democracia representativa es la respuesta al desafío de mediar entre la escala y la profundidad de expresión de la voluntad

La revolución de los datos está destruyendo la democracia tal y como la conocemos con la vigilancia, la manipulación de la opinión, el empuje de preferencia, las burbujas de filtro y las cámaras de eco. Pese a la realidad digital en la que vivimos, y de que la democracia es, en esencia, un problema de procesamiento de la información, las instituciones democráticas hoy se parecen mucho a lo que han hecho durante siglos: manejar el exceso de información. Nuestro actual sistema de votación y democracia representativa es la respuesta al desafío de mediar entre la escala y la profundidad de expresión de la voluntad. El procesamiento de información digital tiene la promesa de romper este trade-off. La idea de procesar las diversas preferencias de 7.500 millones de personas parece desalentadora, pero en el ámbito de lo digital, los grandes datos no son una limitación, sino una condición. Tenemos que actuar con rapidez para convertir la amenaza actual en una oportunidad.

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Martin Hilbert

Doctor en Comunicaciones por la U. de Southern California (EE.UU.), y en Economía y Ciencias Sociales por la U. Friedrich-Alexander…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

Derechos sociales, ¿dentro o fuera de la constitución?

Los derechos sociales, en tanto derechos fundamentales, serán uno de los asuntos más importantes a discutir en el próximo debate constitucional...

Imagen

Intestino y cerebro

Durante las últimas décadas la ciencia ha investigado el vínculo entre la microbiota intestinal y el cerebro...

Imagen

Puerto de Ideas 2011 – 2015


Este libro recoge trazos que, al mismo tempo, son marcas del pasado, y que como todo objeto lanzado al porvenir, reservan un fragmento de historia para las futuras audiencias...