• Inicio /
  • Plegar, desplegar, dibujar y calcular

Plegar, desplegar, dibujar y calcular

Esta actividad fue una conversación en dónde surgieron nuevas preguntas y buscamos juntos las respuestas...

“El misterio aparece ya en una simple servilleta plegada o desplegada. ¿Cuántas veces en vez de limpiarme la boca luego de una copiosa comida me quedé algo ensimismado observando los dobleces de la servilleta? Peor impresión debo haber causado cuando se trató de un paquete de pañuelos higiénicos en medio de un húmedo resfrío. Lo que hasta ese momento parecía una arbitraria y extrañísima obsesión (observar ensimismado esos pliegues) alcanzó una justificación inesperada al conocer las obras aeropostales del Premio Nacional de Artes Plásticas (2005) Eugenio Dittborn. ¿Por qué se pliegan sus telas? ¿Por qué ocurre de una determinada manera? Una noche lejana supe contestar esas preguntas, y la sutil belleza de la respuesta me alegra aún el espíritu. Esta actividad fue una conversación en dónde surgieron nuevas preguntas y buscamos juntos las respuestas. Un cierto modo de mirar el mundo, de hacer algo de arte mediante ideas simples, pero… nunca simplistas”.

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Eric Goles

Matemático e investigador chileno nacido en Antofagasta. Se tituló de ingeniero matemático en la Universidad de Chile. Posteriormente se doctoró…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

Vengo

Ana Tijoux, uno de los nombres actualmente más difundidos de la música popular chilena, es invitada a repasar sus éxitos, más allá del groove característico...

Imagen

La revolución de la medicina personalizada

Los avances más impactantes de la historia de la medicina han sido hallazgos afortunados -como en el caso de la penicilina- o gracias...

Imagen

La evolución del orden. Desde los átomos a las economías

Si imaginamos que las economías son computadores, y que el mundo está hecho de bits, podemos entender mejor el por qué de las diferencias...

Imagen

Relojes Circadianos, ritmos biológicos que regulan nuestra vida

Los relojes circadianos no hacen tic-tac, pero marcan con precisión el paso de las horas dando a nuestro organismo un ritmo diario de 24 horas...