• Inicio /
  • No hay secretos para los algoritmos

No hay secretos para los algoritmos

Ellos pueden predecir nuestra personalidad, sentimientos, opinión política, preferencias sexuales o incluso aquello que no estamos dispuestos a asumir.

Frente a la pregunta de quién nos conoce mejor, la respuesta suele variar entre papás, amigos o pareja. Hoy estas respuestas no son tan evidentes como pensábamos, existe una gran probabilidad de que sean los algoritmos quienes más y mejor nos conozcan. Ellos pueden predecir nuestra personalidad, sentimientos, opinión política, preferencias sexuales o incluso aquello que no estamos dispuestos a asumir. Lo fascinante de los algoritmos, es que podemos abrirlos, mirar dentro de estos “cerebros” de la Inteligencia Artificial y descubrir: qué, cuándo y cómo funcionan. En esta charla aprendimos, a través del conocimiento de los algoritmos, cosas sorprendentes sobre la naturaleza humana y sobre los procesos sociales a gran escala. Martin Hilbert exploró algunas de las cosas que los algoritmos nos han enseñado acerca de nosotros mismos durante los últimos años.

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Martin Hilbert

Doctor en Comunicaciones por la U. de Southern California (EE.UU.), y en Economía y Ciencias Sociales por la U. Friedrich-Alexander…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

Agua y sustentabilidad, un desafío posible

Sin agua, no hay vida. Tanto nuestros cuerpos como el planeta que habitamos, poseen un setenta por ciento de este elemento sustancial...

Imagen

Un viaje al interior del cerebro

Los seres humanos tenemos la capacidad de interactuar favorablemente con el medio ambiente que nos rodea, nuestro ecosistema...

Imagen

Viaje de exploración por nuestro sistema nervioso

Nuestras percepciones, los movimientos, los sueños y hasta nuestras memorias más íntimas están determinados por el funcionamiento de nuestro sistema nervioso...

Imagen

Libros a la hoguera

Un diálogo con Alberto Manguel, escritor, ensayista, editor, traductor, inventor de mundos de papel, a quien lo marcaron los viajes y los libros...