• Inicio /
  • Los mercados de la belleza en un mundo de vacíos

Los mercados de la belleza en un mundo de vacíos

Este proceso ha hecho emerger a un homo esteticus, un consumidor con un apetito creciente por la belleza

Un nuevo capitalismo ha nacido: el capitalismo artístico, marcado por la inflación estética, la incorporación de las lógicas del estilo, de la emoción y de la seducción en el mundo del consumo. Lo que triunfa ahora es el arte para el mercado, un arte a menudo para vestirse y parecer. Este proceso ha hecho emerger a un homo esteticus, un consumidor con un apetito creciente por la belleza, por el gusto de descubrir cosas nuevas y vivir sensaciones estéticas desconocidas. La paradoja es que esta “hipermodernidad” no ha conducido a una humanidad más feliz. Después del desafío moderno de la cantidad ¿Cómo nos hacemos cargo de la lucha por la calidad? ¿De qué manera reconectamos con nuestra dimensión creativa? ¿Qué herramientas educativas ponemos a disposición de las nuevas generaciones?

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Gilles Lipovetsky

Fue académico de Filosofía de la U. de Grenoble. Es miembro del Consejo Nacional de Programas del Ministerio de Educación y del Consejo de Análisis…

Leer más
Imagen de moderador
Martín Hopenhayn

Graduado del Master en Filosofía en la Universidad de París VIII en 1979, bajo la dirección del filósofo francés Gilles Deleuze. Es académico de la U. Diego Portales…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

Breve elogio a la memoria

Las múltiples virtudes que tiene la memoria están hoy en tela de juicio. En la antigüedad, ella aparece como la madre de las musas...

Imagen

Conversación de Pablo Chiuminatto con José Oplustil

La música clásica cambió desde 1945, con experiencias sonoras, tecnologías y técnicas de interpretación que han impactado en el repertorio

Imagen

Melodías que suenan a ciencia

Andrés Gomberoff nos guía por un viaje musical que recorre distintos episodios de la ciencia..

Imagen

La segunda vida del agua

La evolución natural de la sociedad nos ha llevado a ser testigos de realidades tan terribles como que un niño muere cada noventa segundos...