La musa de lo imposible

El artista debe resignarse a nunca lograr alcanzar la expresión acabada de su propia visión

Según Mallarmé, en cada obra de arte se extiende el ala protectora de la musa de lo imposible, la cual, a diferencia de la musa inspiradora, contiene la ejecución de una obra dentro de los límites de lo que es humanamente posible. Todo gran creador es consciente de las imperfecciones de su propia obra y de que el fracaso es la materia de la que está compuesta gran parte de la obra. Jorge Luis Borges y su maestro Dante lo sabían bien: el artista debe resignarse a nunca lograr alcanzar la expresión acabada de su propia visión, y reconocer que el hecho artístico, como dijo el mismo Borges, no es otro que “la inminencia de una revelación que no sucede”.

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Alberto Manguel

Ensayista, traductor y editor de fama internacional, ha vivido en Israel, Argentina, Italia, Francia, Inglaterra, Tahiti y Canadá. A los dieciséis años trabajaba en una librería…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

Caos creativo

El destacado matemático y político francés Cédric Villani...

Imagen

Conversaciones al fin del mundo

Buena parte de los extranjeros que recorren la Patagonia chilena no llegan animados por los catálogos de Sernatur. La mayoría de ellos vienen...

Imagen

La respuesta está en los datos

La importancia del uso y análisis de datos ha aumentado exponencialmente en los últimos años...

Imagen

Danza en la ciudad. Interrupted story

Un edificio abandonado, una estación de metro, una piscina vacía y una lavandería han sido algunos de los espacios en que la compañía...