• Inicio /
  • El principio de incertidumbre

El principio de incertidumbre

Una conversación acerca de la entonces recién publicada novela del destacado escritor francés Jerôme Ferrari: El principio

Una conversación acerca de la entonces recién publicada novela del destacado escritor francés Jerôme Ferrari, El principio (Actes Sud, 2015). La obra describe la fascinación de un joven y desencantado aspirante a filósofo por la figura del físico alemán Werner Heisenberg (1901-1976) que, habiendo desarrollado el famoso «principio de incertidumbre», sentó las bases de la mecánica cuántica, hazaña que le valió el Premio Nobel de Física en 1932. La vida del científico produce en el joven admiración, mientras pone en evidencia las angustias de su propia existencia. Una celebración abrumadora de los estados de la gracia y la belleza corroídas por la crueldad de la contingencia de este tiempo. El escritor francés conversó con Rafael Gumucio acerca de las vidas de los personajes de sus novelas y de la ciencia como permanente inspiración.

QUIENES PARTICIPAN

Imagen de moderador
Rafael Gumucio

Colabora en diversos medios tanto en radio como en prensa escrita. Es autor, entre otros, de La deuda (Literatura Random House, 2011); Contra la belleza…

Leer más
Imagen de moderador
Jerômme Ferrari

Presencia ineludible de la literatura francesa contemporánea, ha vivido y trabajado en Algeria, Córcega y Abu Dhabi. Ha publicado novelas como Balco…

Leer más

OTROS CONTENIDOS QUE PUEDEN INTERESARTE

Imagen

La Habana: novela negra e historia

Leonardo Padura escribe sobre y desde Cuba. En esta entrevista realizada en Puerto de Ideas Valparaíso 2016, recorre la historia de la novela negra en la isla y sus inicios literarios...

Imagen

Un apasionado retratista de la realidad

Cuando niño soñaba con ser pintor. En el camino, viendo y escribiendo sobre cine, se convierte en un agudo observador de la realidad...

Imagen

De memoria. Un breve elogio

El autor indaga en los fascinantes laberintos de la memoria y del olvido, en tiempos en que la memoria colectiva está de moda, pero la individual sufre día a día...